la fiesta interminable / por Sergio Valero
(para Germán Carrasco)

en esta ciudad hay muchos sospechosos
en las calles muchas pláticas
y aunque no hay dinero
ni mujeres para todos
hay meseras y mujeres policía

cada vez hay menos agua y menos ofertas de verdad
para comer tres veces al día no falta alguna fiesta
en algún punto y seguido
distante a esa otra ciudad interior
adentro del recuerdo de lo que ya no existe
donde cuenta sólo aquello que no cuesta
donde no se sabe de contadores gratis
y a donde no se llega a bordo de un taxi
ni por cualquier parte

es otra ciudad
y otro punto y aparte
del sitio desde donde escribo
la ciudad donde me lees

después de todo

¿dónde no hay muchos policías en las calles?
¿dónde no hay muchas pláticas?
¿dónde no faltan taxis
y contadores que no cuesten?
¿y dónde no hay también alguna fiesta
como en cualquier parte
que parece interminable?

las fiestas de esta ciudad
hecha de todas las ciudades de todos
y en cualquier parte
ahora parecen ser exitosas sólo si incluyen contadores

yo te lo escribo gratis
doméstico y nostálgico
para que no ignores que me acuerdo de ti

(ignorante en medio de otra fiesta
donde nada se acaba
y nada se dice del dinero que paga las drogas
o de cualquier otro asunto político y radical)

te lo escribo para no pensar en paraísos fiscales
donde no cuesta vivir
ni drogarse enfrente de mujeres policía
donde los contadores viven sólo en sus libros
y se llaman Vallejo
Pessoa
Kavafis
y alguna vez juan
que con una cerveza en cada mano se siente muy acá
y a la mitad de otro poema

demasiado doméstico y de mala suerte
en esta ciudad donde se habla de poemas
hasta con los taxistas o los policías
no se debe subir jamás a un taxi que maneja una mujer
o pretender seducir con un poema a una mujer policía

semi drogado
juan se arrastró al mirar el uniforme
perdió casi todo y pidió que lo llevaran
que lo esposaran, pidió
y perdió todo

(en esta ciudad donde todo se pierde pero todo se consigue en
cualquier parte y a cualquier precio comprobantes fiscales pláticas
ofertas robos orgías drogas mujeres sospechas confirmaciones
policías esposados sexo contadores asesinos poemas un taxi)

aunque no es seguro parar un taxi en la calle a cualquier hora
en esta ciudad hay taxis a cualquier hora
y eso la hace ciudad
fiesta y poema

con muchas mujeres policía
y muchas meseras
juan pensó en una orgía
y era sólo una reunión doméstica y política
quiero decir popular y recatada
de la gente que muere en cualquier parte
yo elegí noche y suelo acolchonado

para despertar sin sentirme tan parásito voy por otras cervezas
para que juan me diga poemas
con mejor suerte política
lo aguanto todo el día
todos los días
nos vemos en la fiesta
en la ciudad
en cualquier parte